Tenemos que reducir al máximo las posibilidades de contagio todo lo posible, no solo en el exterior, en bares o restaurantes, también dentro de tu hogar y en los coches sobre todo si compartes coche con otras personas ya que es un ambiente pequeño y normalmente cerrado. Como ya sabemos, la limpieza es fundamental en el coche.

Dentro del coche hay que tener en cuenta no solo la limpieza que abarque todas las superficies sobre las que se tiene contacto, sino también el aire que circula dentro del coche, ¿dejas que circule el aire en tu coche? Esperemos que la respuesta sea que sí, de lo contrario en MiñaCar te contamos un poco como debes hacer para que el aire circule y así evitar que los virus se concentren dentro, ¡es fundamental que lo hagas!

El climatizador del coche es un foco habitual de suciedad, el sistema puede albergar bacterias, por lo tanto, si contiene algún tipo de virus lo único que conseguirás es expandirlo por todo el coche. Por ello, es importante que puedas mantener limpios los conductos cada cierto tiempo.  El proceso de desinfección no es difícil, pero si hay que tener paciencia y los instrumentos adecuados para su realización.

Primero, se debe empezar por limpiar todo el polvo que se puede quedar en las rendijas del aire acondicionado, se puede proceder a limpiar con pinceles que son más accesibles para llegar a esas zonas.

Lo siguiente, es que hay que eliminar toda la humedad del ambiente que tiene el coche sobre todo en el circuito interno, para ello solo tienes que dejar puesta la calefacción durante unos minutos a elevada temperatura (recomendamos salir del coche).

Para la correcta aplicación del desinfectante es recomendable desmontar el filtro o el antipolen, ya hemos dicho que es un trabajo que requiere paciencia así que si no te ves haciendo esto ¡no te compliques! Puedes llevarlo a talleres especializados que te lo harán sin complicaciones. Debemos activar la circulación del aire y cerrar todas las rejillas para cerrar el circuito. Posteriormente, se apaga el sistema y abrimos las rejillas centrales que es donde se aplicará el producto, repetimos esto hasta cubrir todas las salidas del aire. Dejamos que el producto repose lo indicado por el fabricante (máximo media hora). A continuación, arrancamos el motor y encendemos el climatizador con todas las rejillas abiertas para hacer que se evapore el desinfectante.

La pandemia nos ha hecho más conscientes de la necesidad que se tiene de la limpieza y de mantener cualquier objeto cotidiano higienizado. Y no viene mal estos tipos de cuidados de vez en cuando en tu coche. En MiñaCar te ayudamos en lo que necesites, ¡ponte en contacto con nosotros!