Según los datos de PPGIndustries el color blanco es el color preferido por los conductores de todo el mundo. Aproximadamente un 37% de los conductores lo escogieron frente al resto de colores para su nuevo vehículo.

Tras el blanco se alza el negro como el segundo color más vendido con un 17% de las compras. En esta tonalidad frecuentemente son elegidos los coches deportivos y de gama alta.

A la hora de escoger nuestro coche debemos tener en cuenta que los colores marrones, negros y verdes son los que mayor predisposición tienen a sufrir accidentes. Sin embargo, los de color gris brillante son los que menor probabilidades tienen. Esto se debe a que, a mayor visibilidad del vehículo y del color, menores serán las posibilidades de sufrir un accidente.

Además, el precio es un factor que muchas veces depende del color del vehículo. Cuando adquirimos un vehículo nuevo escoger una pintura metalizada puede aumentar el coste entre unos 200 y 500 €.

Al contrario de lo que muchos piensan, el color elegido para el coche no es tenido en cuenta por las aseguradoras a la hora de contratar la póliza del seguro. De todas formas, conviene preguntar para asegurarnos de ello.

Otro aspecto a tener en cuenta en la elección del color de tu coche es el uso que le vayamos a dar. Colores más oscuros como los grises oscuros disimulan mejor las manchas que el color blanco. Si vamos a usar nuestro coche frecuentemente en caminos de tierra quizás los colores oscuros nos hagan ahorrar dinero y tiempo en el lavado del coche.

Por último, debemos tener en cuenta que en verano los colores claros reflejan más los rayos solares y, por lo tanto, se calentará más despacio que un coche con un color más oscuro.

Si está interesado en comprar coche de ocasión o un coche de segunda mano puedes ponerte en contacto con nosotros en el 655 85 28 28 o venir a visitar nuestros modelos en la Avda. Juan XXIII, 29, Málaga.