Un coche de kilometro cero es aquel que cuenta con menos de 100 kilómetros en su cuentakilómetros y que ya ha sido matriculado previamente. Estos coches permanecen en el concesionario durante un tiempo, aunque hayan sido matriculados meses atrás.

Los principales motivos por los que los concesionarios venden estos coches son:

– Porque algún cliente se arrepiente después de haberlo encargado.
– Para llegar al número de unidades vendidas de un determinado modelo y conseguir un rápel de ventas.
– Liquidar stocks cuando está próxima la salida de un nuevo modelo o se va a cambiar alguna ley.

Todas las opciones de compra de coches tienen sus ventajas e inconvenientes. En el caso de los coches de kilómetro cero hay que destacar como ventaja que el precio del vehículo puede reducirse hasta un 25%. Del lado contrario, el principal inconveniente de este tipo de vehículos es que las opciones de financiación son muy escasas.

En Miña Car tenemos una gran flota de vehículos de ocasión perfectos para la compra. Además, te garantizamos que todos nuestros vehículos han pasado una revisión técnica en profundidad y te ofrecemos una gran financiación con el mínimo de papeleos. Tenemos ofertas de alquiler con opción a compra que puede ser una gran opción para hacerte con un coche de ocasión.